Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Calcetines Esquiar correctos para los Niños

Los Calcetines esquiar es una de las prendas que menos atención se presta por los principiantes y para los primeros días de esquí de los niños,  sin embargo es una pieza clave por la que no hay que sufrir y pudiendo arruinar muchos días de esquí si no se conocen algunos aspectos.

En general,  deben cubrir toda la pierna, hasta el final del gemelo, y ser calentitos. No sirve cualquier calcetín deportivo ya que el dibujo, mallado, costura o hilo si no es el adecuado se puede clavar en la piel por la presión de la botas y la actividad, no sólo afectando a la confortabilidad sino incluso llevándonos al extremo de retirarnos antes de acabar el día.

Calcetines Esquiar Niños

Afecta de manera increíble a un adulto, así que imaginad a un niño que está aprendiendo. En particular, hay varios puntos a tener en cuenta:

– cuanto más grueso mejor: ¡No!

situación muy dada en los niños donde los culpables somos los padres, y ¡nada de doble calcetín! hoy en día se puede se alcanzar muy buen confort térmico entre las botas y unos calcetines técnicos.

– espesor y zonas:

un buen calcetín para esquiar tiene que ser fino pero con refuerzos en las zonas más desprotegidas como la puntera y el talón. Así como tejido esponjoso en la tibia, incluso acolchados en la planta del pie para mejorar el contacto con la bota. E incluso con tejido antideslizante en algunas zonas del exterior del calcetín.

– factor principal:

el ajuste es la clave. Si un calcetín queda mal ajustado hace arrugas y puede caerse o escurrirse dentro de la bota, lo cual resulta muy incómodo.

– ajuste:

hoy en día para garantizar el ajuste incluso se llega encontrar que el par de calcetines tenga pie izquierdo y pie derecho, para que los refuerzos vayan precisamente donde tienen que ir. El calcetín tiene que ser como un guante para el pie y amoldarse perfectamente a él.

– tejidos:

hay multitud de tejidos técnicos que aseguren la transpiración y antibacterianos para evitar la sudoración y los malos olores. También es fundamental que el tejido mantenga el pie caliente.

– ¿Hasta dónde tiene que llegar el calcetín de esquí?

lo recomendable es que quede tres o cuatro dedos por debajo de la rodilla, sin llegar a la rodilla.

 

Tenemos que prestar atención, evitaremos sorpresas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone