Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

La elección de unas botas de esquí ha sido siempre la asignatura pendiente de la gran mayoría de esquiadores, y para los niños no es más fácil.

¿Por qué son importantes las botas?

Hay que tener en cuenta que la bota es el material mas importante debido a que el control de nuestros esquies se realizan principalmente con los pies, por eso es importante dar con la bota correcta. Por este motivo hay que tomarse muy en serio la elección de la bota adecuada, lo primero a tener en cuenta es que hay que armarse de paciencia e intentar probarnos varios modelos.

Tal es la importancia, que en caso de tener que elegir entre botas y esquís, siempre elegir mejor las botas que los esquís.

Botas, algunos aspectos importantes

Claves iniciales:
– llevemos y usemos los calcetines que vamos a usar para esquiar,
– probar las botas de pie y no sentados,
– ajustar ganchos comenzando por abajo,
– los ganchos no deben cerrar en las últimas muescas,
– probar botas de diferentes anchos,
revisa las botas a mitad de la temporada de esquí, los niños pueden superar el tamaño de las botas en algunos meses.

Botas Niños

Factores:

Talla: al hablar de botas de esquí debería utilizar la talla en centímetros, es la más universal y fácil de interpretar.

Ancho del pie: no hay estándar, lo mejor es probar y probar hasta encontrar la horma que más se ajuste a su pie.

Indice de flexion: está en relación a nuestro nivel de esquí, este indica la fuerza que será necesaria para doblar las botas. Este índice nunca debería ser inferior a nuestro peso corporal, los esquiadores intermedios no superar en 20 puntos dicho índice y los esquiadores expertos tener como techo máximo 40 puntos más que su peso.

Debutantes: Poca resistencia a la flexión. Permite ayudar a corregir los errores.

Intermedio: Permite un buen equilibrio entre tolerancia en la flexibilidad y la precisión.

 

La Clave

Al ponerte flexionado (rodillas dobladas) con las botas bien cerradas, el talón no debe despegarse de la plantilla. Y si los dedos siguen tocando la parte delantera de la bota, deberás coger una talla más.

 ¿Te ha parecido interesante?  Recibe las últimas noticias y reportajes   ->     RECIBIR

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone